Hoy quiero presentar un concepto que existe en nuestro mundo del Marketing, que creo que puede explicar por qué algunas cosas suceden rápido y en otras hay que esperar. Si bien hay momentos en nuestra vida personal y profesional que uno quiere tirar la toalla, que podemos hacer cuando los resultados no son los esperados.  ¿Qué se puede hacer?

Por eso vamos a hablar de este concepto que es el de Marketing de Impulso o Marketing Flywheel, se refiere a los esfuerzos desarrollados en las estrategias de marketing que necesitan al comienzo de una mayor energía e inversión. Pero que cuando ese impulso género la fuerza y comienza a trabajar el engranaje, los resultados a partir de ahí por la fuerza e inercia son mayores que los que se necesitaron al comienzo.

Un ejemplo es como cuando empezamos a pedalear en una bicicleta en el principio requiere más fuerza pero después la pedaleada cuando ya tiene más velocidad necesita de menos fuerza.

En el mundo del marketing un buen ejemplo es Google Adwords al comienzo el valor de clic es mayor, pero si la empresa realiza un trabajo coordinado con el sitio web, enlaces, contenidos, posicionamiento; y todo esto se demuestra en las búsquedas de Google ya que si la empresa está mejor posicionada el costo por click comienza a bajar.

PACIENCIA

Me gustaría reconocer que no es fácil el camino que la empresa tiene que seguir, más cuando ya llevamos un tiempo desarrollando nuestras acciones y no vemos los resultados que esperamos.

Recuerdo siempre en esos momentos un cuento zen llamado el Bambú Japonés, este no es un árbol cualquiera y menos para los agricultores sin experiencia, ya que requiere de siete años de riego y cuidado para que a partir de la sexta semana después de siete años, logre crecer más de treinta metros.

Y la pregunta es ¿necesitó siete años y seis semanas para crecer? Si, para poder desarrollar todo su sistema de raíces y estructura, que le permitiera soportar que en solo unas semanas crecer más de treinta metros.

Esto nos demuestra que por más que muchas veces no estemos viendo los resultados, tenemos que confiar en esa semilla que crece invisible a nuestra visión y un dia dará sus frutos. Y ser pacientes, ya que de lo contrario todo nuestro trabajo puede ser tirado sin la debida espera.

REGLAS DE ORO

Sin embargo unos consejos siempre son buenos para esos momentos de desesperación.

Lo principal como dice Rand Fishkin, Ceo Moz es seguir estas tres reglas:

  1. Continuar la inversión en el largo plazo
  2. No desistir, el proceso creativo es de prueba y error, no tenemos que tener miedo a fallar, es parte del proceso también.
  3. Entender cómo funcionan los canales también que la empresa ha escogido.

Por todo ello queremos ayudarte y si precisas de más información por favor deja tu comentario, continua con la lectura de nuestro blog y usa nuestras herramientas y formación.

«A veces cuando innovas, cometes errores. Es mejor admitirlos rápidamente y seguir adelante apostando por tus otras innovaciones.» Steve Jobs

Si tienes dudas y no sabes por dónde comenzar con tu negocio, queremos ofrecerte una sesión de valoración gratuita con nosotros para poder ayudarte a definir cual es el plan de acción a realizar para tu proyecto.

Para acceder a ella sólo tienes que rellenar este cuestionario y nos pondremos en contacto contigo lo más rápido posible.

powered by Typeform